Páginas vistas en total

jueves, 22 de agosto de 2013

Urgente, construir políticas públicas que incluyan a los jóvenes

No existen esquemas específicos para tomarlos en cuenta en el sector productivo ni recursos suficientes para atender los problemas económicos, de violencia y delincuencia, drogadicción y alcoholismo que enfrentan, sostuvo en la UNAM, Carlos Rojas, director del Instituto Nacional de la Economía Social


En México no hay esquemas específicos para incluir a los jóvenes en el sector productivo ni recursos suficientes para atender los problemas económicos, de violencia, delincuencia, drogadicción y alcoholismo que enfrentan, expuso en la UNAM, Carlos Rojas, director del Instituto Nacional de la Economía Social (INAES).
En el encuentro, organizado por el Programa Universitario de Estudios del Desarrollo (PUED) de esta casa de estudios, señaló que el país requiere una estrategia institucional de fondo y multisectorial para aprovechar el potencial de este segmento poblacional en favor del desarrollo nacional. En este contexto, la prioridad es construir políticas públicas relacionadas.

Refirió que, de acuerdo a la Encuesta Iberoamericana de la Juventud, existen cuatro factores que este sector considera clave: delincuencia y violencia, drogadicción y alcoholismo, problemas económicos y, finalmente, desempleo.
Al revisar las finanzas del país, las cantidades destinadas por la federación a estos rubros, con énfasis en los jóvenes, “son modestísimas o, en su defecto, inexistentes”, subrayó.
El titular de la instancia, perteneciente a la Secretaría de Economía, indicó que, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el Estado invierte 600 mil pesos en cada uno de los mexicanos entre cero y 18 años de edad.
En contraste, los recursos para incluirlos en actividades productivas prácticamente son inexistentes. Las secretarías de Desarrollo Social o de Agricultura, Ganadería, Rural, Pesca y Alimentación, entre otras, aunque cuentan con programas productivos, no tienen ninguno dirigido al sector; “no hay una política deliberada que los ayude”, abundó.

Prioridad nacional

Rojas informó que el 26 por ciento de la población del país tiene entre 15 y 29 años. Uno de cada cuatro está en la línea de pobreza extrema y 53 por ciento de los desocupados en nuestro territorio pertenece a este sector. Según la OCDE, el 24.7 por ciento de los jóvenes mexicanos no estudia ni trabaja.
En el contexto de falta de oportunidades, cuatro de cada 10 connacionales que migran a Estados Unidos son menores de 24 años. Con la pérdida de jóvenes en mejores condiciones de salud y educación que sus padres o abuelos, la nación desaprovecha oportunidades.
UNAM

No hay comentarios:

Publicar un comentario