Páginas vistas en total

jueves, 29 de junio de 2017

Vamos a wasapear, las cosas de los dos...


España, RAE / ciberpasquinero

El sustantivo wasap ('mensaje enviado por la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp'), así como su verbo derivado wasapear ('intercambiar mensajes por WhatsApp'), son adaptaciones adecuadas en español.
Con motivo de la nueva función de WhatsApp que permite borrar mensajes tras haberlos enviado, en los medios de comunicación pueden verse frases como «¿Arrepentido de un WhatsApp?» o «Tienes cinco minutos para borrar un WhatsApp enviado».
De acuerdo con la Ortografía de la lengua española, la letra w es apropiada para representar la secuencia /gu/, entre otras, en palabras extranjeras adaptadas al español (waterpolo y web, por ejemplo), criterio por tanto aplicable a wasap como españolización del nombre que se da a los mensajes enviados por WhatsApp.

Escritura
En cambio, WhatsApp se escribe así, sin adaptar y con mayúscula inicial en la w y en la segunda a, si hace referencia al nombre propio de la aplicación.
Dado que en los dos ejemplos anteriores se está empleando WhatsApp para referirse a cada uno de los mensajes enviados, como nombre común, lo recomendable habría sido escribir «un wasap».
Si esta voz se pronuncia como palabra aguda, no se tildan ni el singular wasap ni el plural wasaps (ya que se trata de una palabra aguda terminada en grupo consonántico). También es muy frecuente su pronunciación llana y en este caso lo adecuado es poner tilde en la primera a: wásap/wásaps.

Del sustantivo al verbo
A partir del sustantivo wasap, es posible derivar el verbo wasapear, ya asentado, como en «¿Quieres promocionar tu negocio con una aplicación para wasapear?», sin necesidad de resaltarlo con cursiva ni comillas.
Por otra parte, aunque también pueden resultar admisibles las adaptaciones guasap, plural guasaps, y guasapear, al perderse la referencia a la marca original y percibirse como más coloquiales, se prefieren las formas con w.

--
Somos
Ciberpasquinero

sábado, 24 de junio de 2017

¿Cómo influye wasap en las relaciones de pareja de los jóvenes?

La comunicación online adquiere un impacto cada vez menor en las relaciones sentimentales de los jóvenes adultos, a medida que avanzan en edad.

España, Fundación Descubre / Ciberpasquinero


Virginia Sánchez y Noelia Muñoz-Fernández, autoras del estudio

Virginia Sánchez y Noelia Muñoz-Fernández, autoras del estudio

Investigadoras del grupo 'Interpersonal Aggression and Socio-Emotional Development' de la Universidad de Sevilla, en colaboración con la Universidad de Córdoba, han confirmado que la comunicación online adquiere un impacto cada vez menor en las relaciones sentimentales de los jóvenes adultos, a medida que avanzan en edad. 

En concreto, han corroborado que según se va afianzando una relación de pareja entre dos personas jóvenes adultas, éstas van restando importancia al contexto online.

Para llegar a esta conclusión, las expertas han analizado el grado de repercusión del ámbito digital en este colectivo y han concluido que el ecosistema online, formado sobre todo por herramientas de comunicación 2.0 como wasap, las redes sociales e Internet, tiene un impacto poco significativo en sus relaciones de pareja. 

"A medida que se avanza en edad, la influencia de lo online va teniendo menos impacto en la vida de pareja", asegura a la Fundación Descubre la investigadora de la Universidad de Sevilla y responsable de este estudio, Virginia Sánchez.

Así lo recogen en el artículo 'Romantic Relationship Quality in the Digital Age: A Study with Young Adults', publicado en la revista The Spanish Journal of Psychology y que forma parte del proyecto Dat-e Adolescence, programa de prevención de la violencia en las relaciones sentimentales.

 Este estudio cuenta con financiación del Plan Nacional 2013-2016.

Este trabajo de investigación se ha realizado con una muestra de 431 personas, todas ellas jóvenes adultos con edades comprendidas entre los 18 y 25 años que en el momento de responder a la encuesta mantenían una relación de pareja.

Los encuestados, de los que un 68,2% fueron mujeres y un 31,8% hombres, cursaban todos estudios universitarios de 1º, 2º y 4º Grado de diversas titulaciones como Medicina, Derecho, Psicología y Educación, con una media de edad de 21 años. "Hemos intentado que el muestreo abarcara las grandes áreas de conocimiento para que fuera lo más representativo posible", apunta esta experta.

La encuesta, compuesta por una batería de preguntas orientadas a medir la calidad negativa y positiva de las relaciones sentimentales en jóvenes adultos, integra indicadores de valoración formada por un total de 31 apartados y una escala de satisfacción general con la relación de pareja. "Todos estos parámetros nos permiten conocer en profundidad qué uso otorgan los jóvenes adultos a las nuevas tecnologías en sus relaciones personales y sentimentales al mismo tiempo que nos avisa de posibles casos donde afloran conductas que pueden tornar en comportamientos violentos y agresivos contra la pareja", argumenta Sánchez.

La investigación analiza la influencia de wasap en las relaciones sentimensales de jóvenes adultos, entre otros aspectos

La investigación analiza la influencia de wasap en las relaciones sentimensales de jóvenes adultos, entre otros aspectos

En la entrevista, se formulaban cuestiones para medir la calidad de la relación como "¿Cuánto tiempo pasa chateando con su pareja?", "Mi pareja me llama cien veces al día y me estresa cuando me pregunta donde estoy", "Reviso las fotos que cuelga en Facebook e Instagram con los amigos", entre otras. Las preguntas y afirmaciones de dicha encuesta han servido a las investigadoras para extraer información relevante acerca de si la relación de pareja es positiva o negativa para la persona que participó en el estudio.

Intimidad online y cibercortejo

Por otro lado, también han centrado su análisis en aspectos como la intimidad online en la relación sentimental con el fin de verificar si pasar tiempo conectados juntos impacta en la satisfacción general de la pareja. "Acciones tan cotidianas como hablar de la relación de pareja vía móvil, compartir fotos con la pareja, enviarle correos electrónicos… todo ello nos orienta sobre si dos personas tienen una relación positiva o hay indicios de conductas que pueden afectarles negativamente", aclara Sánchez.

Según el estudio, las parejas jóvenes adultas que siguen esta tendencia se sienten mejor con su relación. Pero existen otras dimensiones del entorno online que influyen de manera negativa en la relación sentimental, como son ciertas "prácticas de cibercortejo", como el flirteo online. "Aunque es una práctica muy común entre los adolescentes, para los universitarios resulta negativa para la relación de pareja. Un dato destacado apunta que los chicos reconocen en mayor medida practicar el flirteo online que las chicas", señala la responsable de esta investigación.

Otro hábito online que afecta a las relaciones de pareja es la intrusividad. Llamar o tratar de contactar con la pareja y que ésta no responda genera nerviosismo a muchos de los jóvenes encuestados. "Esta escala, que a priori es negativa, resulta por el contrario positiva porque estas personas reconocen estar muy satisfechas con su relación. Para ellos, se trata de una muestra de amor en lugar de una manera de control hacia la pareja", aclara Sánchez.

De esta forma, averiguar la contraseña y mirar el contenido de los correos electrónicos a la pareja se considera intromisión en la intimidad del otro para los estudiantes universitarios, pero entre los adolescentes es una prueba de fidelidad. Lo mismo ocurre con acciones como dejar de hablarle si pasa algo, escribirle en mayúscula si está enfadado o poner puntos suspensivos para crear dudas en la otra persona, concebidas como conductas online que afectan negativamente a la pareja. "Son prácticas sutiles de maltrato psicológico porque manipulan", avisa esta experta.

La importancia de lo online

Este estudio pone de manifiesto que el contexto online adquiere cada vez más importancia en el desarrollo de las relaciones personales y de pareja. "Nuestro comportamiento, ya sea a través del móvil o a través de otros dispositivos digitales, también afecta a las relaciones sociales. De hecho, los jóvenes adultos lo perciben como una forma más de disfrutar en pareja. Por ello, no podemos subestimar el poder de lo online porque la realidad nos avisa de que también puede traducirse en indicios de malos tratos psicológicos", expone Sánchez.

Así, las expertas han comprobado que las parejas que demuestran más inseguridad son aquellas que utilizan con más frecuencia el espacio cibernético para vigilarla. "Suelen ser personas que reconocen comportamientos que a largo plazo son obsesivos y originan celos, como revisar con quién habla por wasap o qué fotos cuelga en las redes sociales y son comentadas por amigos", enumera esta investigadora.

Los resultados de esta investigación completan las conclusiones obtenidas con adolescentes y servirán para establecer las directrices de futuras campañas de prevención de la violencia entre los jóvenes.

Agresiones entre universitarios

Las expertas de este proyecto de investigación llevan observando durante años las relaciones sentimentales cara a cara entre adolescentes y jóvenes con el objetivo de detectar qué causas desencadenan en conductas violentas e incluso cuáles pueden llegar a ser agresivas.

En este sentido, otro estudio internacional en el que participaron las investigadoras de la Universidad de Sevilla concluye que el 21% de los universitarios españoles que mantiene una relación sentimental emplean o han empleado alguna forma de agresión física o psicológica hacia su pareja. "Los encuestados afirmaban haber dado un bofetón, empujones o agarrar a su pareja mientras mantenían una discusión", explica Sánchez.

En el artículo Online Intrusiveness, online jealousy and dating aggression in young adults: a cross-national study (Spain-Italy), realizado conjuntamente en España e Italia y publicado en la revista Maltrattamento e abuso all'Infanzia en 2014, compararon la agresión tanto física como psicológica en una muestra compuesta por 750 adolescentes, de los cuales 450 eran estudiantes universitarios españoles seleccionados de acuerdo con un muestreo estratificado que incluía diferentes áreas de conocimiento.

Los datos de violencia física y psíquica entre parejas de jóvenes adultos que arroja este trabajo ponen de manifiesto la importancia de analizar los comportamientos online y offline en las relaciones de pareja con el fin de incidir en campañas de información y prevención contra los malos tratos.

Los datos de violencia física y psicológica entre parejas de jóvenes adultos que arroja este trabajo ponen de manifiesto, además, que el contexto online influye en la aparición de estas formas de violencia. Las ciberconductas, el control y los celos online predicen, según este estudio, la agresión física y psicológica en ambos países. "Se corrobora así el impacto del entorno online en la aparición de la violencia en la pareja cara a cara, por lo que incluir el contexto online en las campañas de sensibilización y en los programas de prevención resulta fundamental", sentencia la responsable del estudio.

Referencias:

Sánchez, V.; Muñoz-Fernández, N.; Ortega-Ruiz, R.: 'Romantic Relationship Quality in the Digital Age: A Study with Young Adults'. The Spanish Journal of Psychology. 3 de mayo de 2017.


--


Somos
Ciberpasquinero